Artilleros, Artilleros, marchemos siempre unidos siempre unidos de la Patria, de la Patria, de la Patria su nombre engrandecer, engrandecer. Y al oír, y al oír, y al oír del cañón el estampido, el estampido nos haga su sonido enardecer. España que nos mira siempre amante recuerda nuestra Historia Militar, Militar, que su nombre siempre suena más radiante a quien supo ponerla en un altar. Su recuerdo que conmueve con terneza, dice Patria, dice Gloria, dice Amor, y evocando su mágica grandeza, morir sabremos, por salvar su honor. Tremolemos muy alto el Estandarte, sus colores en la cumbre brillarán, y al pensar que con él está la muerte, nuestras almas con más ansia latirán. Como la madre que al niño le canta la canción de cuna que le dormirá, al arrullo de una oración santa en la tumba nuestra, flores crecerán. Marcharemos unidos, marcharemos dichosos seguros, contentos de nuestro valor, y cuando luchando a morir lleguemos, antes que rendidos, muertos con honor. Y alegres cantando el Himno glorioso de aquellos que ostentan noble cicatriz, terminemos siempre nuestro canto honroso con un viva Velarde y un viva Daoiz. Artilleros, Artilleros, marchemos siempre unidos siempre unidos de la Patria, de la Patria, de la Patria su nombre engrandecer, engrandecer. Y al oír, y al oír, y al oír del cañón el estampido, el estampido nos haga su sonido enardecer. Orgullosos al pensar en las hazañas realizadas con honor por nuestra grey, gritemos con el alma un viva España y sienta el corazón un ¡viva el Rey!
gadgets para blogger

lunes, 26 de noviembre de 2007

El origen de las "chapas de identificacion"


Unos días despues de la matanza de Monte Arruit en 1921 y como consecuencia

de la dificultad en el reconocimiento de los cadaveres, se publicaba esta Real Orden:


SUBSECRETARIA.- Excmo. Sr.:- Reconocida la utilidad y gran importancia
que tiene, en caso de guerra, la identificación de bajas producidas en
los combates, demostrado, recientemente, el resultado práctico proporcionado
por el empleo de medallas de identidad, de las que estaban dotados los
combatientes en la pasada guerra mundial, y llegada la ocasión de aprovechar
tales enseñanzas, el Rey (q.D.g.) ha tenido a bien resolver lo siguiente:


1.º Se crea, con carácter reglamentario, la «Medalla de identidad del Ejército
español», cuyas características son: Disco de aluminio, de 24 mm. de diámetro
y de 2 mm. de espesor. A dos milímetros del borde, un orificio de 5 mm.
de diámetro, para que por el mismo pase la cinta de suspensión. En una de las
caras llevará estampado un número, cuyas cifras serán de 5 mm. de altura.


2.º Estas medallas se numerarán correlativamente del 1 al 100.000, dentro
de cada una de las series precisas para dotar de ella a todo el Ejército, series
que llevarán en la parte inferior del número una letra mayúscula de iguales
dimensiones que las cifras, empezando por la A.


3.º Se llevará en bandolera sobre la carne, de modo que quede a un costado.


4.º Por la Fábrica nacional de armas blancas de Toledo se construirán las precisas
para las necesidades actuales del Ejército, remitiéndose por lotes sucesivos
a las Comandancias generales de Melilla, Ceuta y Larache. Una vez dotado
el ejército de África, se hará la propio con el de la Península, remitiéndolas a
los correspondientes Capitanes generales.


5.º Cada Capitanía o Comandancia general, una vez recibido el lote correspondiente,
lo distribuirá por cuerpos, anotando en las correspondientes filiaciones
el número de la medalla que a cada uno corresponda.


De real orden lo digo a V.E. para su conocimiento y demás efectos.- Dios guarde
a V.E. muchos años.- Madrid 17 de agosto de 1921.- Cierva.- Señor...

No hay comentarios: