Artilleros, Artilleros, marchemos siempre unidos siempre unidos de la Patria, de la Patria, de la Patria su nombre engrandecer, engrandecer. Y al oír, y al oír, y al oír del cañón el estampido, el estampido nos haga su sonido enardecer. España que nos mira siempre amante recuerda nuestra Historia Militar, Militar, que su nombre siempre suena más radiante a quien supo ponerla en un altar. Su recuerdo que conmueve con terneza, dice Patria, dice Gloria, dice Amor, y evocando su mágica grandeza, morir sabremos, por salvar su honor. Tremolemos muy alto el Estandarte, sus colores en la cumbre brillarán, y al pensar que con él está la muerte, nuestras almas con más ansia latirán. Como la madre que al niño le canta la canción de cuna que le dormirá, al arrullo de una oración santa en la tumba nuestra, flores crecerán. Marcharemos unidos, marcharemos dichosos seguros, contentos de nuestro valor, y cuando luchando a morir lleguemos, antes que rendidos, muertos con honor. Y alegres cantando el Himno glorioso de aquellos que ostentan noble cicatriz, terminemos siempre nuestro canto honroso con un viva Velarde y un viva Daoiz. Artilleros, Artilleros, marchemos siempre unidos siempre unidos de la Patria, de la Patria, de la Patria su nombre engrandecer, engrandecer. Y al oír, y al oír, y al oír del cañón el estampido, el estampido nos haga su sonido enardecer. Orgullosos al pensar en las hazañas realizadas con honor por nuestra grey, gritemos con el alma un viva España y sienta el corazón un ¡viva el Rey!
gadgets para blogger

lunes, 18 de febrero de 2008

Utilidad de dar a los artilleros un arma corta y modo de llevarla.

En 1845 publicaba el Memorial de Artilleria este interesantisimo articulo.


Siendo el principal objeto del artillero servir el cañón, mortero y obús, cualquiera otra arma que maneje es como accesoria, y su uso solo aplicable a los casos particulares que puedan ofrecerse, contribuyendo al mejor servicio de aquellas;por esta razon no lleva la tropa de nuestro instituto el fusil, y si una arma corta y de facil manejo como es la carabina o mosqueton, sin que hubiera fundamento para que usase fusil el artillero destinado a servir la artilleria de plaza y sitio, razon por la cual a los regimientos se ha dado tambien el mosqueton, esto es, una arma de fuego ligera y corta, que sirve unicamente para hacer guardias de parque, partidas sueltas, y escoltar municiones y otros pertrechos, &c., &c.

Es incontestable que el artillero destinado a las baterias de maniobra no podrá servirlas como es debido desde que empiezan a moverse delante del enemigo si lleva puesta la mochila, y tiene ademas que atender al cuidado y conservacion de otra arma que le incomode e impide quedar tan desembarazado como lo exige, no solo el material ejercicio de las piezas de batalla o montaña, sino tambien los duros y violentos trabajos que tiene que hacer, todos de fuerza, y siempre aglomerandose muchos cuidados en un corto espacio, como se verifica al levantar un caballo o separlo por muerte o herida, colocar un obús sobre el baste o descenderlo, enganchar una cureña a su armón, &c, &c.; operaciones todas que no es posible se ejecuten bien con la carabina colocada a la espalda ni en parte alguna del cuerpo. El peso de estas razones es de tal consideracion, que por ellas parece que el artillero de montaña o montado debe llevar en las marchas consigo mismo la carabina en la posicion que se juzgue mas conveniente, atendiendo a que las hace a pie, subiendo el montado en los carruages algunos ratos cuando el camino es llano y firme, pero que llegado el momento de maniobrar deben colocarse las citadas armas en los carros de municiones y mulos de la reserva, quedando el artillero espedito para el manejo de la pieza, que ha de ocupar sola su atencion, en quien habrá de fiar toda su defensa, prescindiendo de la carabina, que puede ser en aquellos momentos causa de que la artilleria no produzca efectos decisivos, y la abandonen los sirvientes para prepararse a la resistencia personal.

El artillero que no tenga otra arma que su cañon u obús quedara comprometido a hacer fuego con él hasta el ultimo trance, no lo abandonará porque es su unica esperanza, y cumpliendo su deber producirá todo el efecto de que es capaz.

Pasemos ahora a tratar de las dimensiones y calibre del mosqueton o carabina. La magnitud que parece mas conveniente para la citada arma es la que se dio al mosqueton construido en 1836, su calibre es de a 17 en libra. Acortarla mas seria disminuir demasiado su alcance, y por consiguiente hacerla de poco efecto en los casos en que pueda ser util. Se objetara que con las dimensiones que tiene es incomoda para las maniobras de fuerza por la parte que sobresale del hombro, pero a esta objecion se contesta: 1º. que para las maniobras al frente del enemigo no debe llevarla consigo el artillero, segun se ha dicho; y 2º. que no por acortarla dejará de salir parte del cañón sobre el hombro del soldado si esta bien colocada, porque las anillas del porta carabina deben situarse de modo que quede ceñida a la espalda, para que en sus movimientos no se separa de ella, promediandolas de modo que tampoco sobresalga la culata por la parte inferior del costado izquierdo del soldado, apareciendo por su cadera el inconveniente que se hace desaparecer del hombro. Es de advertir, que si las dos anillas no estan colocadas a distancias convenientes del centro de gravedad de la carabina nunca se lograra un buen acomodo en la espalda o cuando se lleve colgada del hombro, ni quietud cuando este colocada en aquella.

No hay comentarios: